Martes, 05 Marzo 2019 01:47

Spielberg,"Roma", Cuarón y el cine de tv (streaming) no es lo mismo que verlo en el biógrafo

En este momento, y sobre todo en Estados Unidos, hay mucho debate sobre si algunas plataformas televisivas como Netflix por ejemplo, se quieren quedar con el negocio del cine. En realidad esta productora tiene muchas películas en su cartelera, algunas muy buenas, otras no tanto, y otras de bajo nivel estético. El debate se encendió en Estados Unidos por la excelente película del mejicano Alfonso Cuarón, vista que obtuvo varios Oscar, pero no es un film producido por ese distribuidor de cintas para pantallas chicas, sino absolutamente independiente.

Netflix compró la película ya terminada y los mejicanos se cubrieron con el estreno en los cines presentándola libremente en todo el mundo.

El notable director Steven Spielberg salió a la palestra sobre la discusión para que filmes como Roma, sin acalarar que la vista no es de Netflix, estén presentes en las futuras ediciones de los galardones y ha propuesto cambiar la normativa de nominaciones a la Junta de Gobernadores de la Academia de Cine de Hollywood, cuya próxima reunión será en abril. Ante esta iniciativa Netflix reclama, vía Twitter, que ellos también aman el cine y “proporcionan a los cineastas otras formas de compartir su arte”.

"Amamos el cine”, escribió la cuenta oficial de Netflix en la red social, que enumeró una lista de cosas que también aprecian como permitir el “acceso a personas que no se puedan permitir [pagar una entrada] o no tengan acceso a un cine en sus ciudades”; “permitir a todos en todo el mundo disfrutar de los estrenos al mismo tiempo; o “proporcionar a los cineastas otras formas de compartir su arte”. “Estas cosas no se excluyen mutuamente”, concluyó la plataforma.

 



La plataforma de streaming no nombró directamente al aclamado director en su tuit, pero claramente responde a la crítica del realizador sobre su participación en los premios más importantes del sector cinematográfico. El director de La lista de Schindler, actual gobernador de la Academia en la sección de directores, ha propuesto una serie de cambios para que las producciones puedan optar al Oscar.

Spielberg sostiene que las películas que debuten en servicios de streaming o permanecen en una corta franja de tiempo en cartelera no deberían ser elegibles por la Academia para lo que propone endurecer los requisitos. La normativa actual recoge que para que una cinta sea candidata a los Oscar es necesario que se proyecte en cines de Nueva York y Los Ángeles durante al menos una semana. lpt.

En la fotografía: Steven Spielberg, Yalitza Aparicio -protagonista de Roma- y su director, Alfonso Cuarón.