Miércoles, 17 Mayo 2017 17:30

La amiga de Oriana Junco la hundió con su testimonio

Adriana Acosta, la otra trans que se encontraba en la pizzería Babieca en el momento del escándalo, afirmó que fue agredida y que no llegó a ver cuando la mediática le pegó al policía

Mientras Oriana Junco se encontraba detenida bajo el cargo de “agresión y resistencia a la autoridad”, su amiga Adriana Acosta, que se encontraba con ella al momento de su detención en la pizzería Babieca, ubicada en Riobamba y Santa Fe, en el barrio porteño de Recoleta, la complicó más con su testimonio.

Consultada sobre cómo sucedieron los hechos en una entrevista telefónica realizada por el canal C5N, Acosta explicó que es amiga de Junco desde “hace años”. “Siempre salimos a comer, como amigas. Ese día estábamos en su casa (…) y estaba todo bien. Ella me convenció de salir a tomar algo. Yo no tenía ganas, pero acepté y nos fuimos a Babieca”, comenzó la trans, que en su perfil de Facebook indica que trabaja como “jefa de prensa”.

“Yo quiero simplemente contar lo que pasó, no hablar mal de ella porque ninguna persona tiene el derecho a levantarte la mano sólo por el hecho de no estar de acuerdo con lo que decís en una discusión”, indicó Acosta, que confirmó que Junco le propinó un “cachetazo que la hizo volar por el aire”. “No hice la denuncia contra ella ni la voy a hacer porque no hace falta porque todo el mundo la vio”, se justificó al aire.

A la hora de explicar el porqué se generó la discusión, Adriana explicó que Junco “quiere que todo lo que le gusta lo hagas vos también y yo soy distinta. Somos las dos de carácter fuerte. Ella pidió un champán y yo un vaso de whisky. Cuando no pedí lo que ella pidió ya me miró mal y la cosa siguió así”.

“No es la primera vez que reacciona así. Tiene ese tipo de reacciones (en las) que se desahoga pegándote un trompazo o un cachetazo. Acá fue un cachetazo muy fuerte que me dejó en el piso, shockeada y con los ojos abiertos. Y la verdad es que no vi cuando agredió al policía. Me levantaron los policías –un hombre y una mujer, creo- y me llevaron al patrullero con ellos (…). Los de la (seccional) 17 me trataron muy amablemente y me dijeron ´venga con nosotros, señora´, y yo fui con ellos, aterrada”, relató la prensera.

“Ahora que está detenida, yo espero que Dios la bendiga, que le vaya bien y que a mí no me desampare. Yo esto no lo hago por venganza ni nada”, dijo Adriana, que explicó que su amistad con Oriana la ha llevado a visitar estudios de TV y a sostener miles de discusiones en la vida real y en las redes sociales llegando a bloquearla en más de una oportunidad debido a la violencia verbal ejercida por la mediática.