Imprimir esta página
Lunes, 21 Abril 2014 12:32

Una valiente periodista se enfrenta a sicarios, asesinato y venganza en “Las extranjeras”

Que placer cuando un libro es tan ágil, gracias a la habilidad del autor, que produce que el lector no se pueda apartar de sus páginas hasta llegar al final. Las extranjeras de Sergio Olguín es un relato trepidante, dinámico, atrapante y con un final brillante.

La protagonista de la historia es la periodista Verónica Rosenthal, quién luego de perder a su pareja en manos de sicarios, a los que ella cree haber ajusticiado, decide tomarse vacaciones. Recorrer parte del norte del país fue su idea en un principio, pero no contaba con los factores que se le presentan de la noche a la mañana. Ya instalada en casa de su primo Severo en la ciudad de San Miguel de Tucumán, se detiene en un bar de buen aspecto, según ella. Lo que deben saber es que, el que es periodista siempre es curioso, y tiene los sentidos alertas.  El oído tan refinado que puede escuchar varias conversaciones al mismo tiempo, sin fijar demasiada atención, pero en este caso, nuestra valiente muchacha, sentada tomando su copa, le presta atención a dos chicas extranjeras que entran preguntando dónde pueden conseguir una cuerda…para guitarra, claro.

Ella se ofrece a llevarlas en su auto. Las chicas son Frida y Petra quienes se ponen al tanto durante el trayecto de las edades, nacionalidades y otras peripecias. Verónica decide en un impulso invitarlas a quedarse en casa de su primo Severo. Lugar había y de sobra para tres chicas solas.  Este será el comienzo de la novela policial con matices, escenas, y descripciones que la hacen perfecta. Los condimentos de Olguín para el relato son fantásticos, un libro que contiene todos los tintes: sicarios, asesinatos, venganza, escenas con un alto voltaje erótico y un final infartante. Excelente lectura. Recomendado

Sinopsis:

Dos jóvenes extranjeras, Petra y Frida, son asesinadas al término de una fiesta en una casa de la alta sociedad tucumana, en Yacanto del Valle. Sus cuerpos aparecen tirados en el campo con signos de violencia y ataque sexual. La periodista Verónica Rosenthal nunca pensó que su aventura por el Noroeste argentino terminaría con sus amigas muertas y, aunque no confía en la policía ni en la justicia locales, está decidida a encontrar a los culpables. Gracias a su talento periodístico y a la inesperada ayuda de personas entrañables, Verónica se adentra en un peligroso juego de responsabilidades del que ella quizá también forme parte. Y en medio de tanta muerte, el amor y el deseo regresan al cuerpo de Verónica después de un período oscuro de su vida.

Páginas: 436. Sello: Suma de letras. Editorial: Prisa Argentina

Virginia Alzogaray