Lunes, 12 Noviembre 2012 15:24

Se estrena la obra sobre el genio Botana,el de la auténtica Critica

A las 21 horas se estrenará este viernes en el Teatro Presidente Alvear (Avenida Corrientes 1659), Titulares (La Voz del Pueblo) de Bernardo Carey, con dirección de José María Paolantonio. El elenco está integrado por Alejandro Awada, Ana Yovino, Cutuli, Manuel Vicente, Emiliano Dionisi, Carlos Da Silva, Rubén Ballester, Mónica D´Agostino, Naanim Timoyko, Pablo Razuk, Pablo Alvarenga, Pedro Ferraro, Nelson Rueda, Mariano Fernández, Mónica Lerner, Juan Manuel Fernández, Celeste Gerez, María Milesi, Pablo Sciolini y los bailarines Evelina Bubillo, Manuel Coggiola, Antonio Hair, María Laura Lanci, Luciana Larocca, Sergio Lobo, Martín Peirano, Claudia Rocha, Emmanuel Robredo Ortiz, Pilar Rodríguez Rey y Mónica Soruco. La coordinación multimedia es de Walter Peña, el arte multimedia de Sebastián Irigo, la coreografía de Mecha Fernández, la música de Luis María Serra, la iluminación de Ernesto Diz, el vestuario de Nené Murúa y la escenografía de Héctor Calmet.

Las funciones se ofrecerán de miércoles a domingos a las 21 horas.

Platea $35.- Platea alta $25.- Tertulia $15.- Miércoles, día popular: platea y platea alta $20; Tertulia $10.-.

La obra

Titulares (La Voz del Pueblo) gira en torno a la vida de Natalio Botana, el fundador de Crítica, diario que alcanzó su apogeo en 1927 y que implicó un nuevo estilo de periodismo, caracterizado por el sensacionalismo y el interés por la cultura popular y la llegada a las masas. La obra muestra a Botana en acción en la redacción de su diario en los momentos de gestación de las noticias a ser publicadas; su relación con la política, a través de, por ejemplo, su vínculo amistoso con el general conservador Agustín P. Justo; y su vida personal, signada por la unión con Salvadora Medina Onrubia, una fogosa militante anarquista, y por un drama familiar. A partir de la vida de este magnate de los

medios, se retrata el Buenos Aires de los años 30’: entre otros rasgos, la popularidad del tango y de Carlos Gardel, y el ambiente intelectual y artístico de la época, que atrajo a un pintor comunista como David Alfredo Siqueiros, a quien Botana le encargó un mural en el sótano de su mansión.

El autor

Bernardo Carey nació en 1934, en Buenos Aires, Argentina. Hasta la década del 70’ publicó una novela, cuentos y artículos sobre temas culturales y políticos, entre los que se destacan el libro de cuentos El frasco de dulce (1958), la novela Adiós a la izquierda (1964) y sus cuentos publicados en las antologías Buenos Aires, de la fundación a la angustia, (1967), El fútbol (1967), Historias del peronismo (1973), Erótica Argentina (2000) y Eros (2003).

A partir del estreno de su primera obra teatral, Cosméticos, dirigida por Julio Ordano en 1979, presenta hasta la fecha más de una veintena de piezas, entre las que se destacan Patagónicas, El sillico de alivio o El retrete real (estrenada en 1985 en la Sala Cunill Cabanellas del Teatro San Martín) y Florita, la niña perseguida (estrenada en la misma sala en 1991), dirigidas por Lorenzo Quinteros; Don Miseria y Margarita, La transa y Homero, dirigidas por Manuel Iedvabni; y Encuentro casual, El hombre de yelo, Los dos ladrones y Don Juan Milonga, dirigidas por Alberto Cattán. En el bienio 2000/1 pone en escena la adaptación del folletín Hormiga negra de Eduardo Gutiérrez, que realizó junto a Osvaldo Lamborghini y Lorenzo Quinteros con dirección de éste último. Hormiga negra fue seleccionada para representarse en el III Festival Internacional de Buenos Aires. En el año 2001 también estrena en el Teatro del Pueblo su obra Bar/Grill, dirigida por Julio Ordano. En 2003 estrena en el Teatro Presidente Alvear la comedia musical Discepolín y yo, escrita en colaboración con Betty Gambartes, quien también la dirige. En 2004 se produce el estreno mundial en el Teatro Colón de la ópera Fuego en Casabindo, cuyo libreto escribe en colaboración con Eduardo Rovner sobre la novela homónima de Héctor Tizón, con régie de Alejandro Tantanian y dirección musical de Carlos Calleja. Y, finalmente, en 2006 estrena en el Teatro del Pueblo En el aire, bajo la dirección de Manuel Iedvabni.

Ha obtenido numerosos premios como el 1er.Premio Municipal de Buenos Aires, los 2do. y 3er. Premio Nacional, los premios Argentores e Instituto Internacional de Teatro (UNESCO), el Estrella de Mar, etc.

Es integrante de la Fundación "Carlos Somigliana" (SOMI) para el estímulo del autor teatral desde su creación en 1990. Desde 1995 forma parte del Consejo Directivo y Artístico del Teatro del Pueblo e integró las comisiones de repertorio de los teatros Contemporáneo (1981-83) e IFT (1995-96). Desde 2004 integra la Mesa y la Junta Directiva de ARGENTORES.

Ha dictado cursos y seminarios de dramaturgia en diversas provincias argentinas, fue jurado y participó en mesas redondas y en congresos nacionales e internacionales. Fue el primer docente de Dramaturgia de la carrera homónima creada en 1993 en la Escuela Nacional de Arte Dramático "Antonio Cunill Cabanellas".

El director

Nacido en la provincia de Santa Fe, José María Paolantonio comenzó a desarrollar su actividad artística en dicha provincia durante la década del 50. Entre 1949 y 1956 dirigió el Teatro de Arte dependiente de la Universidad Nacional del Litoral. Entre 1952

y 1954 dirigió el teatro de títeres "Retablillo de Maese Pedro", y entre 1953 y 1956 consolidó un intenso trabajo como narrador y dramaturgo.

En la década del 50 también fue Secretario de Cultura y Acción Social de la Municipalidad de Santa Fe. Por esos años dirigió Antígona, Noche de cólera, La hermosa gente, Saverio el cruel, autos sacramentales y farsas medievales francesas.

Como autor produjo, entre otras obras: Siete jefes (Premio Losange 1959), Alto y verde matrimonio y Dos gemelos en apuros.

Instalado en Buenos Aires trabajó -como autor y director- en el desaparecido Instituto Di Tella, del que además fue Secretario de Extensión Cultural. Entre sus obras pueden destacarse Fuego asoma, Bach y Round, ¿Dónde queda...que puedo tomar? (en colaboración con Osvaldo Maggi), El jardín de los Frenchi Berutti, Paraíso de Ana y Mercedes, Entre hombres solos. Asimismo escribió y dirigió en 1972 el infantil Aire libre, estrenado en la Sala Casacuberta del Teatro San Martín. En teatro para niños dirigió también una versión de Canciones para mirar de María Elena Walsh en el Centro Cultural San Martín.

Escribió las siguientes adaptaciones para televisión: Jettatore, Mateo, He visto a Dios y Gente de Barracas. En cine escribió el libro de Quebracho y La Raulito y dirigió La película y El juguete rabioso.

Fue profesor de la Escuela Nacional de Arte Dramático. Entre sus puestas en escena de las últimas décadas figuran El burgués gentilhombre de Molière (estrenada en la Sala Martín Coronado del Teatro San Martín en 1982), Pasión y muerte de Silverio Leguizamón de Bernardo Canal Feijóo (estrenada en la misma sala en 1983), Trescientos millones de Roberto Arlt (estrenada también en la Coronado en 1992), Puede ser o es lo mismo de Javier Villafañe (interpretada por la Comedia juvenil del Teatro San Martín y estrenada en 1996 en la Sala Cunill Cabanellas), Esperando la carroza de Jacobo Langsner (estrenada en 2000 en el Teatro de la Ribera) y la versión teatral de Doña Flor y sus dos maridos de Jorge Amado, presentada en 1983 y 2006.