Lunes, 12 Noviembre 2012 15:25

Los Winograd sin medida terminaron caóticamente


Jacobo Winograd conoció a su doble en el Derecho a Réplica de ShowMatch, el programa que conduce Marcelo Tinelli. Además, Bianchi, Majul y Arjona se sumaron a la casa de Gran Cuñado Vip.


La Tota Santillán cantó junto a los Taxi Boys (con Pablo Granados y Pachu Peña, entre otros), y a pesar del pedido encarecido de sus eventuales compañeros, cerró la nota entonando su ya popular versión de “Procuro Olvidarte”, lo que provocó que lo dejaran sólo.


“¿Dónde están?”, el segmento musical que recuerda a famosos que hoy no figuran en pantalla, demostró que sigue en su exhaustiva búsqueda de mediáticos olvidados. Sebastián Almada y Fernando Ramírez se preguntaron qué será de la vida del grupo The Sacados (intérpretes de la cortina de Ritmo de la Noche) y de Lara Zimmerman, entre otros.

La parodia de la publicidad de Reumosán, encontró ésta vez juntos al experimentado actor Max Berliner y a su imitador, Campi en los bosques de Palermo –locación donde se grabó el spot original- y ambos demostraron que a pesar de la edad avanzada, se pueden hacer muchas cosas, en la nota llamada Artrosisán.

Una nueva emisión de la cámara sorpresa “Aquí Calafate” tuvo como víctima invitada a la modelo Melina Pitra. Recordemos que se trata de una ficticia publicidad en la que las eventuales acompañantes son incomodadas por José María Listorti. Las imágenes fueron grabadas en El Calafate (Santa Cruz).

El primero en ingresar por la puerta grande del estudio de ShowMatch fue el doble del actual Manager General de Boca Juniors, Carlos Bianchi (caracterizado por Freddy Villarreal), que hizo honor a los latiguillos del ex entrenador del club de la Ribera: “¡Es lógico!”; “Los periodistas son fantásticos…” y cerró su participación evocando aquella conferencia de prensa en la que se le plantó al presidente Mauricio Macri al renunciar a su cargo como DT: “¿Alguna pregunta más? Felicidades”.

Un muy “chueco” Luis Majul (Martín Bossi) amenazó con hacer preguntas incisivas a Marcelo Tinelli, pero en todos los casos resultaron ser consultas poco atrayentes para el periodismo de investigación: “Marcelo, ¿vos te teñís?”, y “¿Por qué Suar es tan parecido a Montaner”, fueron algunos ejemplos.


Roberto Peña interpretó a un Ricardo Arjona muy particular. Con una tonada portorriqueña, el humorista mezclaba momentos de lucidez del personaje para componer temas musicales en vivo –le hizo una a Federico Hoppe y otra a las bailarinas- con inconvenientes en el habla (un tanto gangoso) que desataron la risa cómplice de Marcelo. “Yo compongo con contradicciones. Estoy preparando una canción nueva que se llama Amor de Jubilada”. Para despedirse, entonó junto al conductor un pasaje de su hit “Pingüinos en la cama”.


A los gritos. Así entró el Jacobo Winograd de Campi al encuentro de Tinelli. “Tenemos que salir de joda, Marcelo. Este viernes te paso a buscar con la Coupé Sierra y nos vamos a Pinar de Rocha, Bamboche…”, propuso, “¡Yo te hago sólo 40 puntos de rating!”.

El verdadero Winograd aguardaba detrás de la pantalla electrónica con dos perros e hizo su aparición con el tema Just a gigolo de David Lee Roth: “¡Los traje porque acá hay muchos gatos que se quieren lastrar a Marcelo!”, explicó el mediático empresario. Casi sin respirar, justificó las críticas hacia Tinelli expresadas recientemente en una entrevista en Crónica TV: “¡A Marcelo lo maté porque lo quiero. Lo conozco desde que era un gordito boludo, que gritaba Córner cuatro. Y veo que Amalia Granata se quiere lastrar su billetera. Hay mucho gato, mucho Puma de Vengala!” (N. de la R: Va con v)

Su novia Lucía Loizzo tuvo un momento de protagonismo cuando el doble de Silvia Suller (Fátima Florez) irrumpió en el estudio para provocar a Jacobo: “Salimos seis meses y es una potra en la cama”, recordó. “¡Bajá un cambio, que en 10 minutos vos te vas y yo me quedo… Hablá (bien) de tu novia!”, le sugirió –siempre a los gritos- Campi.

Y hubo más. Winograd explotó y repartió críticas para todos los frentes. Luego reveló que nació en Chile y que a los cinco años viajó a nuestro país para radicarse definitivamente aquí: “Me siento argentino y cuando veía que los políticos venían al programa a bailar y a cantar, me puse loco: ¡Que se pongan a legislar! ¡Basta del INDEC! ¡Basta de Moreno! ¡Basta de De Vido! ¡Basta de Kirchner! ¡No hay gripe A: la pandemia es la pobreza, la inseguridad!” remató.

El desenfreno de Winograd fue tan gracioso como incontrolable: “A los argentinos y argentinas, les digo que el 28 de junio demostramos que no ganó nadie y que nosotros podemos cambiar las cosas con los votos”, remarcó, al tiempo que el programa llegaba a su fin, el público abandonaba el estudio, Tinelli, el ballet, los humoristas, técnicos y hasta la iluminación dejaron en soledad a Jacobo y su imitador.Y empezó en Sintesis para borrar el caos originado por los dos desbocados que en algunos casos se pasaron en los calificativos a personas que mencionaron.¿Ininpuntables?