Jueves, 28 Noviembre 2019 11:38

Amalia Granata se despidió de la televisión

La panelista terminó su participación en “Pamela a la tarde”. En diciembre asumirá como diputada provincial por Santa Fe.

Lo que en un principio pareció una declaración alocada por parte Amalia Granata, cuando anunció hace ya un os largos meses que quería dedicarse a la política para ayudar a la gente muchos no le creyeron. Pero esa declaración terminó haciéndose realidad tras ser electa como diputada provincial por Santa Fe, cargo que comenzará a ejercer desde el próximo 5 de diciembre. Es por es eso que la mediática que aterrizó en los medios, hace más de una década, contando que había pasado la noche con el cantante internacional Robbie Williams, dará un paso al costado de la vida farandulezca para abocarse de lleno a su nueva función.

Por este motivo, la rosarina renunció a su trabajo como panelista en el programa Pamela a la tarde (América, lunes a viernes a las 15.30). En su última participación en el ciclo, Pamela David y sus compañeros le prepararon una despedida, que contó con la presencia de su familia: su marido Leo Squarzon y sus hijos, Uma (de su relación con Cristian Fabbiani) y Roque Squarzon.

En medio del programa, la conductora sorprendió a Granata y le dio la oportunidad que se despida al aire. "Hoy fue raro el día. Hace tres años que vengo (al programa) y ahora se terminó. Al principio creía que me iba a ser fácil dejar la tele, y ahora me estoy dando cuenta que no, porque es lo que me gusta, lo que amo y para lo que me preparé", aseguró.

"Pero elegí otro camino, el cual voy a tomar con mucha responsabilidad. Y seguir en la tele implicaba que mi labor como diputada sea a medias, y la verdad que yo a medias no hago las cosas", explicó Granata, que obtuvo más de 287 mil votos en las elecciones, con una campaña que se basó en el rechazo a la legalización del aborto.

Después, Pamela le preguntó por la importancia del apoyo familiar. "Es mucho, sobre todo en este ámbito que para mí es nuevo y súper hostil. No me imaginaba que había tanta gente despiadada. Si no tengo el sostén de mi familia, estoy al horno". En ese momento, la conductora presentó a Leo, Uma y el pequeño Roque, provocando la emoción de Granata.

"Estoy feliz, a veces no caigo, tengo miedo de fallarle a la gente, que en definitiva es la que depositó su confianza en mí. Lo único que quiero es no fallarle a la gente y trabajar para la gente que me eligió, siempre con mis convicciones firmes", resumió, haciendo referencia a su nuevo rol.

"La tele es parte de mi vida, es mi segunda casa. Me dejó cosas buenas, como este programa, el canal y compañeros, pero también cosas malas, de las cuales aprendí y crecí. Por ejemplo, de Pamela (David) estuve distanciada, y de eso aprendí un montón. Me hizo crecer y aprender cómo encarar mis vínculos en los medios", afirmó, y explicó que en los últimos años se sentía "estancada" en el medio artístico, por lo que "empecé a buscar otros caminos y en la política encontré una pasión".