Viernes, 12 Abril 2019 10:40

Reapareció Gasalla y habló de todo

El artista opinó, sin filtro, sobre la situación económica del país. “Hay que aceptar que la gente no tiene plata y que el teatro o el arte no es primordial como el alquiler o la comida", expresó sincero.

Mientras se prepara para encabezar el nuevo espectáculo de Flavio Mendoza en la Avenida Corrientes, Antonio Gasalla visitó a Ángel De Brito en su programa radial El Espectador en CNN Radio y opinó sobre la situación económica del país: “Estamos viviendo una crisis grande que nos ubica a los actores en un segundo plano”.

Además, se refirió a los costos de llevar adelante una obra: ”La luz que gasta un teatro. Desde la marquesina hasta el escenario cada farol son tres mil voltios”.

“Hay que aceptar que la gente no tiene plata y que el teatro o el arte no es primordial como el alquiler, la comida. Nuestro trabajo se resiente bastante”, agregó Gasalla en "El Espectador" por CNN Radio.

Sobre la política, expresó: "En países serios la política es otra cosa. Nosotros decimos que somos una democracia pero no vivimos en una democracia. No se puede manejar un país con individualidades”.

"Tengo la edad suficiente para no votar, pero yo igual voy. No se puede tener democracia con 50 partidos políticos, es demasiado”, reveló.

Luego, el humorista habló sobre la lucha del movimiento feminista: “La igualdad de la mujer con el hombre no está lejana. El tema es separar la calentura de la vida. Eso está puesto para que no nos olvidemos de procrear”.

“La mujer perseguida por el hombre es lo que marca la naturaleza. Hay que sacar el tema del amor, eso es para las novelas. El tema es que hay goce y sensualidad para que no se termine la especie. Si no hubiera atracción, la gente no tiene sexo y no tienen hijos”, continuó.

Y manifestó: “Yo no creo que a las mujeres no se las respete hoy en día. Hay cosas que hay que trabajarlas, seguro. A mí no me costó nunca conectarme con la gente. Hice muchos personajes femeninos porque en los últimos años el 99% de las cosas les pasaron a las mujeres. Más libre, más independiente, más autoritaria”.

Por último, Antonio Gasalla recordó su infancia y sus inicios en la profesión: “Antes de entrar al Conservatorio tomé clases con un profesor, pero nunca subí al escenario. El tema de la escuela de arte dramático era distinto. Era como si tuvieras roles sobre lo que tenés que hacer. Lo que está bien y lo que está mal”.