Lunes, 22 Abril 2019 10:36

SE QUEMO UNA CASA DE LA MADRE DE DIOS

Por Luis Pedro Toni- Dios es señor de la historia, a veces los humanos percibimos sumano, otras no, pero sin su intervención no pasa nada en este planeta. O el tiempo dirá por qué ocurrió el incendio de la milenaria catedral, sin duda obra de arte, de mano humana, en homenaje a esta máxima figura divina,de acuerdo a las Sagradas Escrituras, me animo a describir como integrada a la Santisima Trinidad, aunque valdría mejor apuntar un "casi integrada", por respeto al mismo misterio trinitario.

Se escribió mucho a estas horas sobre la historia de Notra Dame y casi nada de la protagonista de ese monumento parisino, La relación con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo de la siempre Virgen María, es muy clara. La maternidad divina de María ha relacionado a María estrechamente con la Santísima Trinidad, María, como madre del Hijo, se enlaza con el Padre y del mismo modo con el Espíritu Santo, por obra del cual concibe al Hijo. Tal como lo dice la jaculatoria que se incluye en el Santo Rosario del catecismo, “María, Hija de Dios Padre, María Madre de Dios Hijo, María Esposa de Dios Espíritu Santo”, reconocemos en el rezo las íntimas relaciones entre la siempre virgen María y el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Una definición netamente teológica que perdura en el cristianismo.

Desde los primeros siglos de la Iglesia para los Padres Apóstolicos y luego los Apologéticos María es Theotokos (en griego Madre de Dios).




De Luján, Lourdes, Medjugoreje y más...

Se la honra en cerca de 2400 sitios en la Tierra en que la Virgen se hizo presente de alguna manera, de acuerdo al estudio e investigación de las apariciones del sacerdote y teologo francés René Laurentin. En su diccionario incluye asimismo a San Nicolas, Salta, Luján (por la carreta que se detuvo en Villa Rosa) y otros altares latinomaericanos. Pero entre las grandes apariciones europeas en la misma Francia sobresale Lourdes con las 18 veces que la Virgen en 1858 visitó a Bernardette.

¿Que tiene que ver esto con el incendio de Notre Dame? Justamente la importancia del personaje divino que se le quemó una casa, y tiene permanente y vital presencia en este mundo. Otros hitos marcan en Europa su culto, a pedido del  pueblo que la honra solo por su fe, más allá de las comisiones investigadoras, como los casos aún no definidos por los especialistas pontificios que siguen indagando sobre los primeros que vieron a la dama de brillante ropa blanca con un niño en brazo en 1980 en Medjugoreje (Bosnia-Herzegobina) y la derivación de una de sus estatuas que lagrimea en el jardín de la casa del electricista Fabio Giorgi, en la urbe Civitavecchia, en la puerta de Roma, incluidas sorpresas milagrosas para muchos peregrinos, constatadas en su momento por el Cardenal Ratzinger y luego por San Juan Pablo II.



Fátima, la Hija de Mahoma

Lo que ya no está estudio, como tantos otros lugares en que se apareció la Virgen María, es Fátima que encierra un contenido muy sagrado que no se conoce mucho.

¿Porqué la Virgen eligió Fátima presentarse a humildes pastorcitos en 1917? Una de las versiones históricas es que los conquistadores árabes, musulmanes, que alcanzaron la toma de un sector de Portugal bautizaron esa ciudad en homenaje a la hija de Mahoma, con su primera esposa Jadiya, que lleva ese nombre y de la que el profeta musulmán escribió "Fátima, la más bella... después de María...". Por la Virgen María, a quien el Coram nombra 8 veces como Mariam. Fátima en árabe se traduce como mujer luminosa.
 
En un congreso cristiano-musulmán que hubo en Turquía en 2014 se buscaron coincidencias entre los dos credos, y un aporte de un conferencista documentó que cuando los conquistadores árabes partían de La Meca a Europa pedían ayuda y fortaleza ante una estatua de Mariam. El profundo sentido religioso de ese templo francés, seguramente no tardará en dar respuesta del por qué de ese fuego destructor.

(Esta nota también se publicó en el diario La Prensa de Buenos Aires pag.15, sección opinión, el 20 de este mes de abril)