Jueves, 10 Octubre 2019 09:19

Tras el escándalo en el bar con Alfredo Casero, el dueño le pidió disculpas

Jesús, el dueño del bar en el que sucedió el episodio viralizado hace algunas horas, se comunicó con el actor para ofrecerle sus disculpas.

Después de que se difundieran unas imágenes donde se lo ve a Alfredo Casero peleando con el dueño del bar por ser “macrista”, desde el local salieron a hablar sobre lo ocurrido y cómo hicieron para resolver el problema entre el artista y el local. Fue así como encargado de “El Timón de Jesús” rompió el silencio, aclaró la situación y se disculpó con el actor: “Fue con un empleado la pelea”, empezó diciendo, según El Intransigente.

“Fue con un empleado la pelea, está arrepentido porque se le fue de las manos. Tengo un amigo en común con Alfredo y lo llamé, por suerte quedó todo bien. Le pedí disculpas”, sostuvo el dueño del negocio que está sobre la calle Dorrego al 1600 en Capital Federal. “No me sirve que el restaurant tenga un tinte político, no somos K, ni macristas ni nada”, sostuvo muy apenado por todo lo ocurrido.

Pero eso no fue todo, dado que también envió un mensaje a los clientes del lugar mostrando su profundo arrepentimiento. “Quiero que la gente entienda que fueron muchos años de sacrificio para que en una hora se vaya todo al diablo, porque cuando pasa algo así la gente no viene más. Pelearse no ayuda, siempre trato de guardar mis pensamientos sobre fútbol o política”, agregó el propietario.

Casero también se disculpó por el comportamiento que tuvo en el negocio e incluso por haber insultado al trabajador. Esto se debe a que en las imágenes se ve un fuerte cruce verbal entre ambos y hasta incluso la invitación a pelear por parte del comerciante. Ante esto el actor reaccionó de la peor manera y por ende, se mostró más que arrepentido por sus polémicos dichos.

"Por favor no tiene nada que ver el restaurante donde tuve un confrontón y me ofendí, perdonenme, pero yo no lo filmé. Es algo común a lo que estoy acostumbrándome. Podía haber pasado desapercibido. Pero por favor el dueño del bar es amigo de un amigo. Por favor sean justos”, escribió en sus redes sociales poniéndole un manto de piedad a la agresión injustificada.