Lunes, 10 Febrero 2020 02:20

Caniggia desmintió estar involucrado en presunta estafa

El exfutbolista habría sido citado para declarar en una causa que investiga dos engaños a jubiladas a través de un celular a nombre suyo, por un monto de 72.800 dólares.

Dos estafas por más de 70.000 dólares que habrían sido realizadas desde una línea de teléfono celular a nombre de Claudio Paul Caniggia (53) provocó la furia del exjugador de fútbol.

Por eso, él reapareció este fin de semana en Twitter y negó categóricamente cualquier tipo de vínculo con esa causa, cuya investigación está a cargo de la Fiscalía de Delitos Económicos de Mar del Plata.

Según el diario La Capital de esa ciudad bonaerense, los engaños se dieron desde un número registrado a nombre de El Pájaro y aunque los investigadores descartan que la exfigura de Boca tenga algo que ver con ese delito, "necesitan su testimonio para agregar a la causa".

"Niego categóricamente tener relación con los hechos anunciados por distintos medios sobre presuntas estafas realizadas a través de mi teléfono, desconociendo el origen de dicha información y la intención maliciosa de los mismos", escribió en Twitter el exfutbolista.





Caniggia, enfurecido, avisó que "Iniciaremos acciones legales por difamación calumniosa". "Claudio se entera (de la investigación en curso) cuando acompaña a (Diego) Maradona a un partido de fútbol. Fue con su novia, Sofía Bonelli, a La Plata", informó este domingo el periodista Lío Pecoraro por la presencia de Caniggia en el estadio de Gimnasia este sábado por la tarde.

De acuerdo a los datos recabados por los agentes policiales, las estafas en cuestión ocurrieron en septiembre del año pasado y las víctimas fueron dos jubiladas a quienes les robaron una suma total de 72.800 dólares con el famoso "cuento del tío".

Según el diario Clarín, en el primer caso una mujer de unos 80 años fue engañada por un hombre que decía ser su nieto y le pedía sus ahorros para cambiar los billetes viejos por unos nuevos ya que los primeros "saldrían de circulación".

De acuerdo a las fuentes judiciales, esa señora entregó 70.000 dólares. En tanto, la segunda, otra jubilada, madre de una escribana, cayó en la misma trampa y entregó 2.800 dólares que tenía en su poder.