Jueves, 13 Febrero 2020 00:01

Defederico rompió el silencio tras el escándalo de su ex

El exmarido de Cinthia Fernández rompió el silencio con un contundente descargo en Instagram, donde dejó en claro que malestar con esta situación donde trascendió que la mediática habría entrado en una criss nerviosa debido a que él no querría pagar más la obra social de ella y sus 3 hijas.

Hace dos años, la relación de pareja de Cinthia Fernández y Matías Defederico llegó terminó luego de siete años de amor y tres hijas en común, Charis (6), Bella (6) y Francesca (5).

Desde entonces, la panelista y el futbolista transitaron por más de un conflicto familiar y reclamo legal que llegaron a los medios. Sin embargo, este último tiempo, Defederico optó por alejarse del ruido mediático y continuar su carrera futbolística en Agropecuario, un equipo de la Primera B Nacional, de Carlos Casares.

A pesar de ello, esta semana Matías volvió a estar en el centro de la escena luego de que Cinthia abandonara Pasapalabra llorando, sin revelar el motivo de su repentina angustia.

La encargada de exponer la causa del supuesto malestar de Fernández fue Karina Iavícoli, en Los Ángeles de la Mañana: "Yo pude averiguar algo, no por parte de ella. Está teniendo problemas de vuelta con Defederico. Lo que se habría enterado Cinthia es que él quiere sacar a las nenas de la obra social y no sé si no la tiene a ella también. También sé que no le actualiza la cuota hace un año. Lo de la obra social es muy complicado".

Defendiendo su rol paterno y aclarando los tantos, el futbolista publicó en Instagram Stories un fuerte mensaje, con el que no solo visibilizó su enojo ante la delicada versión, sino que adjuntó comprobantes de sus pagos.

"Yo la verdad quiero salir de todo este circo ridículo del que vive mi ex, pero llegar de entrenar y tener miles de mensajes ya me tiene re podrido. Yo no vivo haciendo un reality de mi vida, pero ya me cansan. Acá, con pruebas como siempre, el abono de la mensualidad de Osde de mis hijas y el de Cinthia están al día. El cual sigo pagando por buen pibe después de dos años de separado. Todo tiene un límite, dejen vivir en paz y sean felices, viejo".