Lunes, 14 Octubre 2019 12:22

Argentina y su primer Laboratorio de preservación fílmica

El Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires anunciaron en las últimas horas la construcción del Primer Laboratorio de Preservación Fílmica de Argentina, que estará ubicado en avenida Don Pedro de Mendoza 3951 de esta ciudad.
 
El ministro de Cultura Enrique Avogadro y Ralph Haiek, presidente del INCAA, firmaron el convenio para que el Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken, dependiente de la Ciudad, y la Cinemateca del Archivo y de la Imagen Nacional (CINAIN), dependiente del INCAA, financien la realización del proyecto del Laboratorio, que convertirá a Buenos Aires en una de las pocas ciudades en el mundo en tener un espacio de estas características.
 
Los trabajos en el predio ya comenzaron y el fin es asegurar la conservación de parte de la colección fílmica del Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken (Agustín Caffarena 51-C.A.B.A.) y el acervo audiovisual nacional, de todos los formatos y soportes fílmicos que conserva la CINAIN. Se trata de un acuerdo sin precedentes entre la Ciudad y el INCAA para la preservación del archivo fílmico nacional.
 
La construcción y puesta en funcionamiento del Laboratorio de Preservación Fílmica permitirá no solo conservar y difundir el cine argentino sino también preservarlo. Entre sus futuros objetivos destacan generar lazos con instituciones y asociaciones afines, laboratorios y universidades nacionales e internacionales, con el fin de promover el intercambio de conocimientos para el desarrollo, experimentación y exploración de tecnologías de vanguardia en la preservación de material audiovisual analógico y digital.
 
Los principales beneficios del funcionamiento de un laboratorio local son un fuerte intercambio con la comunidad de artistas y archivos audiovisuales locales, ya que tanto cineastas, productores o cualquier entidad no tendrá que recurrir a los dos únicos laboratorios ubicados en Latinoamérica. Además de restaurar o imprimir copias se podrán rescatar materiales antiguos o en proceso de degradación mediante la transferencia a otros soportes y generar lazos con diversas instituciones profesionales y educativas promoviendo el intercambio de conocimientos, junto con dictar seminarios y talleres relacionadas a la preservación y restauración fílmica y la experimentación audiovisual con tecnología fotoquímica.