Lunes, 06 Abril 2015 09:20

“Silber: El primer libro de los sueños”, la nueva saga de Kerstin Gier

Si algo me gusta de esta autora, es que tiene una capacidad de crear historias fantásticas, novelas cuasi de ciencia ficción. Atrapantes desde el primero de sus capítulos y con personajes entrañables.

Liv y Mía Silber son dos hermanas que cambian de hogar cada un año 

aproximadamente. Están acostumbradas a la aventura y teniendo en cuenta que no permanecen mucho tiempo en un mismo sitio, se mantienen unidas y no dejan que nada se interfiera en su relación de hermanas. Se tienen la una a la otra. Sus padres están separados hace siete años, por ello una temporada viven en un lugar del mundo y luego con su madre en otro sitio. Esta vez les toca Londres.

Las chicas tienen una niñera alemana llamada Lottie, y es la que más las conoce y comprende. Al llegar a la ciudad de sus sueños, Liv y Mía se hallan en un aprieto, ya que al pasar los controles del aeropuerto, no logran pasar por el detector de estupefacientes. El perro que olfatea la maleta de Liv descubre un olor “raro”. Se trata del queso de la biosfera de Entlebuch, un regalo para Lottie, que obviamente es destrozado en pedazos por el guardia de seguridad. Por lo visto esta mudanza no iba a ser tan buena. La mamá de las chicas las estaba esperando en el aeropuerto, y les comunica que habría un pequeño cambio de planes, mientras Mia y Liv esperaban mudarse a una cabaña inglesa en la zona rural de Londres, su madre les explica que está enamorada de Ernest Spencer, y que vivirán con él de ahora en más. Ernest tiene dos hijos; Grayson y Florence, y aunque esta última trata de ser amable, la realidad es que es una maquinita de lanzar veneno a las recién llegadas…hermanastras.

Grayson hace algunas…pocas…buenas migas con Liv, los amigos del hermanastro de la protagonista, hacen buenas migas con  ella, pero lo que no sabe Liv, es que entrará en un mundo del que no será fácil salir. Un mundo donde los sueños del grupo están conectados entre sí, porque en el último Halloween sellaron un pacto con el señor de las sombras. Liv comenzará una aventura por los sueños de sus amigos, y el más recurrente visitante a su puerta de los sueños será Henry. Para cuando Liv se dé cuenta en qué está metida, después de sellar el pacto con su sangre virgen para liberar al demonio, deberá enfrentarse a un peligro más grande que acecha cuando todos duermen, pero más cuando están despiertos. Recomendado

 

Sinopsis:

Misteriosas puertas de tiradores en forma de lagartija, figuras de piedra parlantes y una niñera enloquecida con un hacha en la mano… Últimamente, los sueños de Liv Silber son bastante inquietantes. Sobre todo uno de ellos le preocupa muchísimo. En ese sueño se encuentra en un cementerio, de noche, observando a cuatro chicos que llevan a cabo un sombrío ritual.

Los chicos guardan una relación muy real con la vida de Liv, puesto que Grayson y sus tres mejores amigos existen de verdad. Hace poco que Liv asiste al mismo instituto que los cuatro, quienes en realidad parecen bastante simpáticos. Sin embargo, lo que resulta realmente inquietante -mucho más inquietante que el cementerio por la noche- es que los chicos saben cosas sobre ella que durante el día jamás manifiestan… hasta que llega la noche y, con ella, el sueño.

Liv ignora cómo lo saben, es un misterio absoluto, y ¿quién se resiste a investigar un buen misterio?

Páginas: 346. Sello: B de Blok. Editorial: Ediciones B Argentina

 

Virginia Alzogaray