Martes, 19 Mayo 2015 10:14

“El rapto de la Bella durmiente”, erótica novela de Anne Rice

Alto voltaje. Sumisión. Castigo. Mucho más que una simple novela sensual. La princesa de la historia es la que se pincha el dedo con el huso de la rueca y cae en un sueño profundo junto con su reino, hasta que el valiente príncipe la despierte con un beso del verdadero amor. Basada en esta historia es que se narra “El rapto de la Bella durmiente”, escrita por Anne Rice bajo el seudónimo de A.N. Roquelaure. La autora no pierde el tiempo con preámbulos, y va directo al grano, a la odisea del príncipe valiente que sacará a Bella de ese sueño mortuorio, de ese hechizo. La reciente muerte del padre de su alteza lo impulsa a un deseo de conquista sin igual; atravesará los múltiples peligros que rodean el reino vecino, sin apenas reparar en otros príncipes (Valientes, pero ya fallecidos), cuyos restos permanecen atrapados en el lugar. Hasta aquí el cuento sigue igual…

Una vez localizada la torre más alta del castillo, donde se halla la habitación de la princesa dormida, el príncipe  dedica su tiempo a desnudarla y, tras copular con ella, el hechizo se rompe. La belleza de la joven exalta las hormonas de su alteza. Pero es que además de someterla a su voluntad, la lleva desnuda de aquí para allá, en el propio reino de la doncella. Desde que rompe el hechizo, se restaura el reino de los padres de la princesa, y estos deben entregar a su pequeña hija al príncipe que la reclama como suya. Ella deberá aceptar con sumisión un viaje al reino vecino, completamente desnuda y expuesta a las miradas de todos. Según su alteza real, esto es para que sea admirada por todos, y que se sientan orgullosos de la hermosa princesa que pertenece al gran caballero que la rescato de la torre y restauro el reino de sus padres. Así pasará por momentos caminando descalza, tapada solo con su larga cabellera, en otros cabalgando apoyada sobre el hombro de su príncipe, para complacerlo, y para ser castigada con algún azote cuando él lo crea conveniente.

Esta primera parte de la trilogía está llena de escenas de sumisión, castigos y un sin fin de escenas de dominación en una corte donde todos parecen estar locos y es normal que príncipes y princesas de otros reinos terminen allí para aprender obediencia y control. El final de este libro es para alquilar balcones y agregaré que se abstengan de leer estos libros aquellas personas sensibles.  Recomendado.

Sinopsis:

Tras cien años de sueño profundo, la Bella Durmiente abre los ojos al recibir el beso de un príncipe. Despierta completamente desnuda y sometida en cuerpo y alma a la voluntad de su liberador, quien la reclama de inmediato como esclava y se la lleva con él a su reino...

“Cuando logréis pensar únicamente en complacerme, noche y día, y a cada momento, las cosas serán más fáciles para vos. Ahora quiero que os rindáis a mí”.

Páginas: 368. Sello: Zeta. Editorial: Ediciones B Argentina

Virginia Alzogaray