Lunes, 12 Noviembre 2012 15:25

Obras para grandes y chicos en las vacaciones de invierno

Durante las vacaciones de invierno, desde el sábado 18 de julio hasta el domingo 2 de agosto, el Complejo Teatral de Buenos Aires contará con las obras para grandes y chicos María Elena y Moc y Poc, que se ofrecerán de martes a domingos.
La programación detallada es la siguiente:
María Elena
Homenaje a María Elena Walsh.
Autor: Héctor Presa
Con el grupo La Galera Encantada: Lali Lastra, Sol Ajuria, Gastón D´Angelo,Luciana Larocca, Lucía Romano Lastra y Matías Zarini.
Arreglador vocal: Diego Lozano.
Iluminación: Alberto Lemme.
Vestuario: Mini Zuccheri.
Escenografía: Marta Albertinazzi.
Coreografía: Mecha Fernández.
Música: María Elena Walsh.
Arreglos musicales y banda sonora: Angel Mahler.
Dirección: Héctor Presa.
En vacaciones de invierno: de martes a domingos a las 15 horas.Localidades: $15.-
Duración: 60 minutos.
Sala Casacuberta, Teatro San Martín (Avenida Corrientes 1530).
“María Elena cuenta la historia de un grupo de chicos que, conociendo a través de suspadres la obra de la poetisa, intentan saber de dónde sacó tantas y tantas ideas, y al nopoder lograr hablar directamente con ella, irrumpen en su casa con el objetivo de averiguarlo.Dentro de la misma son descubiertos por la autora que, al tanto de sus intenciones, los tomapor unos “ayudantes” que han venido a colaborar con el arreglo de su escritorio, por ciertomuy desordenado. El ordenamiento del espacio donde María Elena escribe da lugar arepasar su historia y recorrer las canciones y los relatos que la hicieron famosa.”

Héctor Presa

Recomendada para niños de 3 años en adelante.


Grupo de Titiriteros del Teatro San Martín
Dirección: Adelaida Mangani
Moc y Poc
Basado en "Historias de los señores Moc y Poc", de Luis Pescetti
Adaptación: Román Lamas y Lorena Barutta
Intérpretes: Alejandra Castillo, Alejandra Farley, Hernesto Mussano, María José Loureiro y Daniel Spinelli.
Entrenamiento vocal: Magdalena León
Violín: Pablo Agri. Soprano: Magdalena León.
Música: Roberto López
Iluminación: Miguel Morales
Vestuario: Ioia Kohakura
Realización, diseño de títeres y escenografía: Juan Benbassat y Alejandra Farley
Dirección: Román Lamas
En vacaciones de invierno: de martes a domingo a las 16 horas.
Localidades: $15.-
Duración: 65 minutos
Teatro Sarmiento (Avenida Sarmiento 2715)
Moc y Poc
El espectáculo es una suerte de galería de anécdotas disparatadas, poéticas, cercanas al teatro de títeres más convencional (títeres de boca sobre mesa y manipulación directa en calle de luces) con el agregado de presentadores que agilizan y unen las anécdotas.
Moc y Poc fueron creados para una misión. No tal vez la misión de salvar a la princesa, pero sí la de conseguir llegar al raptor, y dialogar con él.
Entonces, rendido ante el poderío lógico de los impecables señores Moc y Poc, el desconcertado carcelero dejará tal vez la puerta abierta del calabozo y la princesa recuperará su libertad.
Exploramos el texto como un juguete, como cuando uno se dispone a jugar con problemas de lógica o trabalenguas.
¿Probaron solucionar problemas utilizando el pensamiento lateral? Esos que cuando se escucha su solución uno se dice: ¿Cómo no se me ocurrió?
Ese fascinante nivel de pensamiento, que de manera natural está en los niños y que, lamentablemente, a veces, los adultos queremos corregir.
Los señores Moc y Poc, que conservan la ingenuidad y la implacable lógica de la infancia, la llevan hasta un extremo delirante y divertido y logran mostrarnos el mundo desde otra perspectiva.

Tomando palabras de Luis Pescetti que tomó prestadas tiempo atrás Graciela Aguilar y quehoy las tomo yo: ‘Intenté hacer algo donde el humor, la poesía y el absurdo estuvieranjuntos. Cuando el absurdo nos muestra cómo deberían ser las cosas, de alguna maneranace algo del orden de la poesía; al menos de esa parte de la poesía relacionada con mirarlas cosas como si fuera la primera vez. Finalmente, quería llegar al disparate por la vía de laexageración del sentido común. Estos personajes son tan aferrados al sentido común queterminan siendo absurdos, pero tienen todos aquellos condimentos que los tornan queribles:contención, corrección y sensibilidad.’
Se trata de un espectáculo para toda la familia, para niños a partir de los siete años opadres, madres, tutores o encargados que quieren disimular que les gusta el teatro detíteres y les da vergüenza ir solos.”

Román Lamas

Recomendada para niños de 7 años en adelante.