Viernes, 29 Mayo 2020 09:00

Conmoción en la farándula: a los 57 años, murió Gustavo Guillén

El actor falleció por una complicación mientras era operado por un cáncer de próstata.

El actor Gustavo Guillén, galán de muchas telenovelas exitosas, murió este jueves a los 57 años, tras complicarse una operación a la que era sometido en La Plata por un cáncer de próstata. Tenía dos hijos.

Era la segunda vez que Guillén era operado por esta enfermedad, que muy poca gente sabía que padecía, por lo cual la noticia de su muerte conmocionó y sorprendió a público y colegas del actor.

Guillén empezó a trabajar en televisión a finales de los años ochenta. Su primer rol lo consiguió en 1987, en La Cuñada , el éxito de Alberto Migré que, en Canal 9, protagonizaban María Valenzuela, Gustavo Garzón y Patricia Palmer.

A partir de allí, Gustavo Gullén se convirtió en uno de los galanes más convocados para las telenvelas de los años siguientes.

Trabajó en Sin marido, Amándote II, Manuela , Los Libonatti, Micaela, Dulce Ana. Así como también en Los ángeles no lloran, donde obtuvo el rol protagónico de Daniel.

Luego incursionó en otro tipo de programas: trabajó para Polka con un pequeño papel en 099-Central, estvo en Condicionados y también en Solamente vos. En 2007, participó de "Bailando por un sueño", acompañado por la bailarina trans uruguaya Abigail Pereyra.

Sus últimos trabajos en la pantalla fueron Somos familia, en 2014, Un gallo para Esculapio y Quiero vivir a tu lado, en 2017.

Hasta días antes de que comenzara a regir la cuarentena obligatoria por el coronavirus en todo el país, Gustavo estaba al frente de un ciclo llamado Todo un clásico, que se emitía todos los jueves de 20 a 22 hs. en FM 87.9, Radio Única de La Plata. Pero, con el inicio del confinamiento social, el programa se vio interrumpido.

Guillén también tuvo que suspender las presentaciones que venía haciendo junto a Adrián Suárez y Martín Aldano, con quienes había formado la banda de rock Fuera de peligro, que recreaba temas de los años ’70, ’80 y ’90. De las misma manera, había tenido que dejar de lado los talleres de actuación que venía dictando por distintas ciudades del país, para así poder cumplir con su aislamiento.