Martes, 03 Mayo 2022 23:27

Yanina Latorre disparó sin filtro contra su compañera de LAM, Ana Rosenfeld

La incursión de Ana Rosenfeld en la pantalla chica, como panelista de LAM, le trajo aparejado varias denuncias. Exclientas y hasta una colega que trabajó en su estudio salieron a hablar en contra de ella, a decir que fueron estafadas. En el medio de esto, la abogada se defendió y hasta se tomó unos días de descanso en Miami, para despejar la cabeza y disfrutar junto a sus hijas.

Ya de regreso, y luego de que Rosenfeld apuntara contra tres periodistas, parecía que la situación se había calmado, pero el paso de Yanina Latorre por Intrusos volvió a encender el fuego. Está claro que Latorre y Rosenfeld no se llevan bien, que tiene diferencias, y esto lo dejan reflejado cada vez que se les presenta la oportunidad.

En este sentido, Yanina habló de ciertas actitudes que tuvo Ana los primeros apenas se sumó al programa de Ángel de Brito. Primero, sobre las denuncias, explicó que el medio televisivo no es para cualquiera. “Hay que estar limpia y Ana no tenía la necesidad de entrar a la tele”, comenzó.

Luego sí fue un poco más allá para referirse a presuntas actitudes de divismo que habría tenido la letrada: “Un día en la puerta, se largó a llover y viste que te piden un remise. Cuando se va grita ‘¿y a mí quién me lleva con paraguas?’ Señora, no estamos en un evento. Acá estamos trabajando. Cada una agarra su bolso, sus cosas…”.

Inmediatamente agregó los detalles de una situación similar, también vivida en el canal: “Sale y dice ‘ay, ¿Quién me trae una Sprite Zero?’. ¡Nadie! Andá a la máquina y garpala. ‘No uso billetera’, argumenta ella. ¿Cómo salís entonces?”, remarcó la panelista.

Lejos de finalizar, fue por más y puntualizó lo que habrían vivido las vestuaristas: “La ropa importada quería. ¿Viste que las vestuaristas te traen las marcas que hay en la Argentina? La que usamos todos. Y de repente hay una muy buena, una de showroom, las mezclas, son divinas. ‘Ah, no.  Yo uso ropa importada’”.

“La vestuarista va y le consigue ropa importada. Claro, un mayorista de esos que te la traen. ‘Ah, no, no. Vos no entendiste. Te voy a llevar a mi casa al vestidor, yo uso todo Dolce&Gabbana, Prada…’ ¡Pero señora, tráigalo usted!”, finalizó Yanina.