Sábado, 31 Octubre 2015 01:05

La intimidad del cumpleaños de Diego Maradona

El astro no quería celebrarlo porque aún no superó la muerte de Don Diego, pero lo hizo por pedido de sus hermanas. Además, le declaró amor eterno a su prometida: "Rocío es mi único amor, el de toda mi vida".

Este no fue un cumpleaños más para Diego Armando Maradona. Es que si bien lo encontró en el mejor momento de su vida, alejado de aquellos momentos oscuros, trabajando mucho y generando contratos millonarios, la realidad marca que por primera vez está celebrando un cumple sin Don Diego y Doña Tota.

En junio de este año, el Diez perdió a su padre, en noviembre de 2011 se había ido su mamá, y Diego tenía pensado no celebrar como lo hace tradicionalmente. Pero fueron sus hermanas las que lo convencieron de hacer una fiesta en la mansión de Dubai.

"Quiero aclarar que este cumpleaños lo hice por mis hermanas. Ellas me lo pidieron y por eso accedí. Estoy muy feliz con la gente que amo. Yo no quería hacer nada por la muerte de mi padre, pero por ellas decidí reunirnos", habría dicho.

De fondo, se podía escuchar una cumbia: el Diez es amante de ese ritmo tropical, mientras en la intimidad de la ceremonia un pequeño grupo de amigos le hizo el aguante.

Un Maradona que además recibió la visita de varios reyes y príncipes de los Emiratos quienes lo llenaron de regalos y obsequios. Uno de ellos, el más emblemático, tiene que ver con un caballo de oro que le obsequiaron. Según marca la tradición en los países árabes, el caballo es el animal más respetado y es sinónimo de fidelidad y de gratitud a quien se lo obsequia.



Diego además estuvo acompañado por sus dos abogados, que a esta altura son mucho más que eso. Víctor Stinfale y Matías Morla fueron los responsables de un cambio histórico en cuanto a la economía y forma de vida de Diego. Hoy su patrimonio se incrementó en el doble y mucho tuvo que ver los negocios que ellos generaron. Stinfale es amigo del Diez desde hace años y uno de sus mejores y mayores consejeros. Morla por su parte es quien se dedica a convivir a diario con el Diez y reparte su tiempo entre Argentina y los Emiratos. Por supuesto que también estuvo Alejo Clérici, su fiel amigo, y el hombre que por estos días ya pasó a trabajar palmo a palmo con el Diez.


La gran sorpresa se la llevó Rocío Oliva. Mientras todos pensaban en un cumpleaños alejados, peleados y sin verse, la rubia fue la primera en saludarlo a la noche y este viernes no paró de bailar y mimar a un Diego que le fue muy difícil poder disimular su tristeza. "Estoy pasando un cumpleaños hermoso junto a la mujer que amo. Rocío es mi único amor, el de toda mi vida", le dijo el Diez a este medio. Los recuerdos se confundieron, estar alejado del país que lo vio nacer y que ama, la muerte de sus padres repercutieron en un corazón tan curtido pero no menos sensible.



Lo cierto es que un nuevo cumpleaños pasó en la vida de Maradona. Ahora llegará el momento de pegar la vuelta. El mes que viene Diego vendrá a la Argentina para pasar las fiestas en la remodelada cada de Villa Devoto. ¡Feliz cumple, Diego! (Diario Popular)