Miércoles, 05 Agosto 2020 00:01

Belén Pouchán, varada en Dubai

Belén Pouchan está instalada desde diciembre en Dubai, donde viajó para desplegar su increíble talento como acróbata en un dinner show. Sin embargo, la pandemia del coronavirus cambió sus planes y en marzo la compañía artística tuvo que bajar el telón. Ella decidió quedarse en el emirato hasta poder volar a España, donde planeaba seguir con su carrera.

Según contó en una serie de historias en Instagram, en los últimos días finalmente llegó la noticia esperada: su compañía le había gestionado un pasaje para viajar a Madrid, que reabrió después de un lapso sin operar.

"Estaba todo perfecto y a punto de subirme al avión me dijeron 'no podés viajar'", recordó Belén. Allí comenzó la odisea, en la que durante dos días, la acróbata sintió vivir en la película La terminal.

"Me apartaron y me explicaron que no podía irme a España porque no tenía los papeles, no podía volver a la Argentina porque no hay vuelos y tampoco podía quedarme en Dubai porque se me vencía la visa el 10 de agosto. Entonces me tiraron una maravillosa opción: 'Elegí algún país que no necesite visa y andá, como Hong Kong'".

Ella les explicó que esa no era una solución viable porque no tenía medios para sostenerse, y apeló a sus conocidos para que la auxiliaran. "No me daban explicaciones, se reían. Había gente que hablaba en árabe, otros en inglés..". Al final un amigo de Dubai la salvó: "Se recorrió todas las oficinas para que me dejaran salir y lo consiguió".

Ahora Belén está en Dubai en un hotel que la compañía le pagará durante tres días. Después le ofrecieron volver a reincorporarse en septiembre, pero antes deberá volver a gestionar la visa laboral y hasta entonces, mantenerse por su cuenta. "Es todo muy loco lo que me está pasando, es para una película", aseguró la bailarina, que no dejó de mostrarse optimista.